358 días recorriendo el Sudeste asiático: de visados y fronteras (1)

Quien me lo iba a decir, aunque, en un viaje sin prisas y visitando el Sudeste Asiático, todo era posible y ha sido casi un año, excepto una semana, lo que me ha costado hacer el recorrido.

Esta parte del mundo son en total 11 países, algunos de los más grandes del planeta: Indonesia y otros de los más pequeños: Timor Leste, Brunei y Singapur estos dos entre los más ricos del mundo, aunque también está Myanmar como uno de los más pobres. Me he quedado sin visitar el más reciente que se convirtió en país independiente en el S. XXI, en 2002: Timor Leste o Timor Oriental.

En los siguientes dos artículos voy a resumir este periplo, haciendo un repaso de como me organicé para cruzar los países, algunos con más dificultades que otros y que exceptuando Filipinas, a la que llegue por aire, todas las fronteras las crucé por tierra o mar.

Un dato importante a tener en cuenta es la amabilidad y hospitalidad de sus gentes. Esto está siendo una constante en el viaje, todo hay que decirlo, pero durante este año, he podido conocer y descubrir unas personas que lo dan todo, sin esperar nada a cambio, y que se destacan por su simpatía y sus ganas de conocer a los extranjeros, en cualquier país de los 10 visitados, pero sobre todo en Indonesia y Malasia. Es mi experiencia, también es cierto que fueron los países donde más tiempo pasé.

Recordando desde el principio

Crucé la frontera entre China y Vietnam el día 7 de enero de 2015 y lo hice gracias a la amabilidad de la policía china de la frontera, que fueron a interceder por mi con sus colegas vietnamitas, ya que mi visado en China terminaba dos días antes de que entrase en vigor el de Vietnam y eso me podía crear un problema, pero que afortunadamente se soluciono con unas sonrisas y muy buena disposición por ambas partes. Aquí puedes leer la aventura completa.

Vietnam desde China

En Vietnam pasé el mes de visado que me habían concedido en el consulado vietnamita en la ciudad china de Guangzhou previo pago de 400 Yuans que al cambio son alrededor de 57€. Desde el pasado 1 de julio 2015, esta regla ha cambiado y si tu estancia es solo por 15 días, no necesitas visado y es gratuito para una sola entrada. Para más información está la página del Ministerio de Asuntos Exteriores español, que ofrece enlaces a webs de obtención de visa en Vietnam. Hay que tener en cuenta que un viaje como el mío, cruzando fronteras terrestres, añade algunas dificultades con los visados, así que infórmate bien antes de querer entrar al país.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Finalmente aunque me habían dicho que tendría que pagar por el cambio de fecha del visado vietnamita, se soluciono sin soltar ni un euro, y la policía de fronteras de Vietnam solo me pusieron un sello al lado del de entrada para escribir la fecha con bolígrafo, desde el 7 de enero y podría haber pedido más días del mes que finalmente dije; lo intuyo por la pregunta que me hizo el policía acerca de cuanto tiempo quería estar, pero me pillo de imprevisto y no reaccioné.

Camboya desde Vietnam

Mi recorrido me llevó a Camboya, país al que crucé partiendo de Ho Chi Minh City, también conocida como Saigón, en Vietnam. En Camboya el visado es muy sencillo de obtener, como en cualquier país extranjero te piden tener un pasaporte con al menos seis meses de validez y alguna hoja limpia para pegar la visa y sellártela. El precio es de alrededor de 32 USD y tiene validez para un mes. También en Camboya estiré el permiso hasta que tuve que hacer mochilas y salir a tiempo para que no hubiese problemas con las autoridades de Inmigración.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tailandia desde Camboya

Desde Camboya tenía la opción de cruzar a Laos o Tailandia, elegí el segundo y desde Koh Kong fui directo a Bangkok pasando por Trat ciudad cercana a la frontera y hasta donde llegan los autobuses de la frontera y desde donde parten hasta Bangkok. Este dato es importante, ya que hay agencias que tratarán de venderte un billete directo pero es más caro pero los autobuses paran, sí o sí, para cambiar en Trat y seguir camino con otro bus más grande. Comprarlos por separado es lo más económico.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El visado en Tailandia es gratuito y tienes 15 días si entras por tierra y un mes si lo haces por un aeropuerto, aunque puedes renovar el permiso, cruzando una frontera, tomándote un café en el país elegido y cruzar de nuevo para obtener la renovación. El único problema es que alrededor, exceptuando Malasia que queda al sur, todos los demás países tienen un coste de visa y como ya he comentado el permiso tailandés es solo para 15 días consiguiéndolo en un paso terrestre.

En Bangkok pude hacer, durante mi primera estadía en el país, mi visado para cruzar a Myanmar aprovechando que se me acababa el permiso tailandés. Crucé por el paso de Maesot al que desde Bangkok es sencillo llegar en autobús.

Myanmar o Birmania desde Tailandia

Los trámites para el visado de Myanmar, son sencillos, aunque tienes que hacer un par de veces el recorrido para conseguirlo. La primera para solicitarlo y la segunda para recogerlo pasados un par de días. El precio está cercano a los 40 USD y tienes para estar cuatro semanas, no es un mes, atento a este dato. Una fotografía tuya de carnet, junto con el documento de la embajada y una fotocopia del pasaporte. El pasaporte original lo has de dejar allí los dos días, para que lo recojas con el visado pegado. Lo puedes utilizar en un año desde su fecha de emisión sin problemas. El lugar para hacer los trámites en Bangkok es la embajada de Myanmar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Este detalle que te cuento a continuación lo has de tener en cuenta si cruzas a Myanmar por tierra: te recomiendo que vayas a la frontera muy temprano, el último autobús grande a Yangon sale a las 9am y después podrás hacerlo pero tendrás que viajar en minibuses que llegan de madrugada a la capital birmana y son realmente incomodos si van llenos. La terminal en Yangon está al lado del aeropuerto, a una hora más o menos en coche de la ciudad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los hosteles en Myanmar son caros y no lo mejor, en Yangon pude encontrar uno que te recomiendo: Sleep in Hostel el más económico 11 USD y también muy bien situado, además de limpio y los trabajadores atentos con los clientes. En Taunggyi, que fue la otra ciudad que visité en Myanmar, ni te cuento, el guest house fue un pequeño infierno en la tierra por 10USD al cambio y porque me lo consiguió un nuevo amigo de allí, que conocía a los dueños, sino eran 15USD al cambio, pero me sirvió para descansar antes de seguir viaje al día siguiente hacia Tailandia.

Tailandia desde Myanmar

Desde Myanmar crucé de nuevo a Tailandia, lo hice por el paso de Mae Sai, que está al norte de Tailandia, en el triángulo que forman Myanmar, Tailandia y Laos. Quise hacer todo el recorrido por el centro, desde Taunggyi hasta la ciudad birmana fronteriza con Tailandia Tachileik en autobús, pero no pude. Está prohibido para los extranjeros, ya que hay un conflicto armado que enfrenta al ejercito y la policía con los rebeldes que buscan la independencia del país y es peligroso para nosotros, eso me dijo todo el mundo con el que hablé, así que no te dejes engañar como yo en Yangon, cuando me vendieron el ticket para el autobús, asegurándome que podía hacerlo. Al final muy a mi pesar tuve que hacer el trayecto en avión desde el aeropuerto de Heho, cerca de Taunggyi hasta Keng Tung y de ahí de nuevo en autobús hasta el punto fronterizo: Tachileik. Al llegar a la ciudad con el bus me llevaron en una moto hasta la frontera desde la terminal de autobuses por muy poco dinero.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En Tailandia estuve durante la vigencia de este nuevo visado en Phayao, una pequeña ciudad al norte del país que no entra en los circuitos turísticos pero que recomiendo, a mi me gustó, es cierto que estuve en un voluntariado y eso me facilitó las cosas.

Laos desde Tailandia

Desde Phayao a Laos, no es difícil llegar, así que crucé la frontera y al igual que en Camboya, solo tienes que mostrar tu pasaporte, rellenar el formulario de inmigración y abonar alrededor de 33 USD. Te pegan el visado y ya eres bienvenido. En la misma frontera encontrarás medios de transporte que te llevarán hasta Huay Xai, la ciudad fronteriza más cercana, y allí puedes subirte al primer autobús que salga con dirección a la ciudad que te interese. Yo tuve la suerte de llegar justo cuando el último se dirigía a Luang Prabang, que es una ciudad turística y donde no tendrás problema de encontrar alojamiento a precios muy variados en la misma calle, muy cerca del río Mekong.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un dato que quizás te sea de utilidad si vas bien de presupuesto: hay un recorrido muy interesante que puedes hacer por el río Mekong. Sale desde Huay Xai, en la frontera con Tailandia y te lleva hasta Vientane, la capital al sur del país. El barco fluvial visita varias ciudades haciendo paradas para dormir y tener tiempo de verlas. Los gastos de comida y alojamiento están fuera del precio que pagas por el recorrido en barco por el río.

Tailandia desde Laos

Tras visitar Luang Prabang y de allí viajar en autobús hasta Vientián, mi nuevo destino fue otra vez Tailandia, que está muy bien conectada con Laos. En la misma Vientián tienes un autobús que cruza la frontera por Nong Khai, también hay tren, es más caro aunque va directo a Bangkok. Desde Nong Khai, en la misma terminal de autobuses conseguí otro que me llevaba directo a Bangkok gracias a un viajero tailandés que sabía donde iba y me avisó. Lo pillé casi en marcha, pero lo conseguí.

Guarda 10.000 Kip para pagar en la frontera cuando abandones el país. No es mucho dinero, al cambio algo más de 1€.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El trayecto lo hice en alrededor de 12h y fue mejor que el qué hice desde Huay Xai hasta Luang Prabang, donde en algunos tramos no había carretera y fue realmente incomodo y pesado. Además en este viaje no paraban en ningún momento para hacer necesidades o comer algo, por lo que ve prevenido.

En la siguiente parte de esta serie de artículos dedicados a las fronteras y visados del Sudeste asiático te daré la información del resto de países, desde Tailandia a Malasia y las islas que conforman el resto del territorio, que excepto Filipinas crucé utilizando el barco. Un experiencia que aunque sea una vez y si vas con tiempo recomiendo.

Hasta entonces y como siempre, disfruta de tu viaje y…

¡Pura Vida!

3 Comments on “358 días recorriendo el Sudeste asiático: de visados y fronteras (1)

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: