¿Estás seguro? De eso se trata

En un anterior artículo ya os hablé de la mochila, algo que debe de ser preparado y revisado con especial atención. En este os voy a hablar de otro tema no menos importante, ya que tu salud y quizás tu vida puede estar en juego. Se trata del seguro de viajes.

Asegura tu viaje, evita las sorpresas.

Asegura tu viaje, evita las sorpresas.

La búsqueda del seguro de viaje
En mi caso además hay que tener en cuenta que voy a viajar como voluntario, haciendo trabajos en los que podría estar expuesto a sufrir un altercado o accidente y por ello debería estar cubierto para no tener sorpresas desagradables, aunque evidentemente espero no utilizarlo nunca.

Así que toca mirar con mucho tacto este asunto que vamos a tratar.

Fuera de Europa no hay seguridad social para ciudadanos europeos y eso del juramento hipocrático desgraciadamente se convierte en una cuestión económica más que moral en muchos de ellos. Por lo tanto fuera de nuestras fronteras europeas o llegas con la tarjeta de crédito bien cargada y pagas por adelantado o no te atienden, o bien, si has llevado tu tarjeta cuando ves la factura, te quieres morir.

No quiero decir que los médicos no quieran hacer su trabajo, sencillamente se deben a una empresa, en la que sus miramientos son una cuenta de resultados y un “guiri con un roto o un descosido”, saben que normalmente lo puede pagar. Las empresas que gestionan los hospitales van a por la pasta y punto. Aquí tenemos la costumbre de ir al hospital y que nos atiendan, aunque desgraciadamente cada vez es peor, pero por ahí estas cosas de la salud se pagan al contado.

Además en algunos países se ha impuesto como obligatorio un seguro de viajes para quienes visitan el país, por ejemplo Venezuela.

Mi seguro
En mi caso, tardé en decidirme por cual contratar, de echo lo miré con mucho tiempo pero dejé hasta el último momento la elección ¿Y por qué? Sencillamente porqué miré y miré hasta dar con el seguro adecuado.

Tuve algunas conversaciones por teléfono, en algunos seguros me aseguraban (valga la redundancia) que me cubrían un accidente sufrido haciendo voluntariado, pero en las cláusulas del contrato, ni palabra de ello, así que ante la duda, lo descarté.

En otros los precios eran desorbitados, sí que es cierto que cubren muchas cosas y que ofrecen algunas cantidades por perdidas de vuelos y otros que realmente no eran mis necesidades principales, así que descartados también.

Por último y esto es cierto, el último que miré sí que incluía estas cláusulas de trabajo voluntario y su cobertura, aunque a costa de sacrificar otras, que en mi caso, insisto, no tenían tanta importancia. Este seguro además me ofrecía la posibilidad de contratarlo por un periodo superior a 12 meses, que suele ser la norma y lo hice por 15 meses.

Sin ánimo de hacer publicidad, porque el seguro lo he pagado a toca teja y en su totalidad, me decidí por el que ofrecía la compañía británica Globe Link International Travel Insurance, que curiosamente está cubierto por la española Mapfre. Su precio fue de 516,75£ (libras esterlinas) que aumenté con 92£ (por los aparatos electrónicos que aseguré de forma extraordinaria) para un total de 608,75£, traducido a Euros en total: 757,45€

Imagen seguro Fer

La tarjeta de mi seguro de viajes

Ahora espero que cuando cumpla este seguro pueda renovarlo y hacerlo allí donde esté, ya que al parecer algunas compañías, no aseguran a las personas fuera de su domicilio o país de residencia y no renuevan un seguro contratado. Como no soy experto en este campo, tendré que actualizar esta información cuando toque y contar mi experiencia. Al ser una Vuelta al Mundo Sin Prisas, no se el tiempo que estaré viajando, así que este será un punto importante en el futuro.

Lo más importante a tener en cuenta, bajo mi punto de vista, en un seguro de viajes es:

– Tratamiento de urgencia
– Ingreso y cuidados en el hospital
– Repatriación en avión medicalizado
– Cobertura para un familiar si a de ir a buscarte o acompañarte durante tu convalecencia
– Perdida de documentos
– Robo de tarjetas de crédito
– Perdidas de equipajes
– Retraso o cancelación de vuelos

En tu caso posiblemente
Evidentemente si vas a hacer un viaje corto, de unos días y de vacaciones, posiblemente tu tarjeta de crédito con la que hayas pagado el viaje será quien te cubra las contingencias que surjan. Quizás tengas un seguro privado contratado en España que también lo haga, aunque yo que tú lo revisaría antes de salir de casa. O por qué no, quizás  la agencia con la que has contratado el viaje, te ofrezca un seguro adaptado a tus vacaciones.

No todas las personas que deciden dar la vuelta al mundo quieren hacerlo como voluntarios, sino que quieren visitar países y viajar a su ritmo, con mochila o con medios de transportes rápidos, por lo que tendrán que mirar el que mejor se adapte a sus necesidades.

Los precios van desde los 700€ por 1 año, hasta los más de 1.500€ o incluso 2.000€ que vi en algunas compañías. Si vas a ir a USA, aún pueden costarte más caros. Es cierto que en una de las compañías ofrecían descuentos y también ofertas para los acompañantes. Ahora cada uno tiene que ver cuáles son sus necesidades y elegir. También tendrá que mirar el tiempo que durará su viaje y la parte proporcional que le costará por ese tiempo.

La anécdota como ejemplo
Para reflejar lo que quería expresar en este artículo lo haré con un ejemplo en propia piel.

Recuerdo un viaje que realicé a la República Dominicana, Punta Cana. Era por motivos de trabajo, pero a la vez lúdico, ya que se trataba de acompañar a 100 agraciados de un concurso con ese viaje y pasárnoslo bien. Lo organizaba una reconocida marca de ron y en una de las excursiones programadas a una isla increíble, se me ocurrió a última hora de la tarde antes de volver, jugar a la pelota en la playa. No era una pelota de goma, no, era de fútbol reglamentaria, pero estaba en sus últimas patadas por lo que tenía las costuras algo descosidas. Tuve la mala suerte de lanzar descalzo el mejor chut de mi vida, metí la pelota por la escuadra de las dos palmeras, pero a costa de mi dedo gordo del pie izquierdo.

Al principio solo fue un puntito negro al lado de la uña, pero durante el trayecto de vuelta al hotel, en el autobús, el dedo empezó en tornarse a un color violeta negruzco con “muy mala pinta” y a dolerme extremadamente. Evidentemente empecé a preocuparme por ello, ya que aparte del dolor, iba a tener un resto de viaje bastante desagradable, posiblemente con el pie vendado, así que imagina en la playa, con sol, buen rollito y yo ¡¡con muletas!!

Lo primero que hice fue visitar al doctor del complejo hotelero, que viendo lo que tenía me envió de urgencias al hospital, podía ser que se hubiese fisurado algún huesecillo del dedo. Pudieron hacerme un examen rápido, pero me remitieron al servicio de consulta del hospital al día siguiente por la mañana para una revisión más exhaustiva.

Conclusión. Por fortuna la marca que nos había invitado había contratado un seguro para todos nosotros, por si ocurría algo así y cubrió el coste del hospital, de lo contrario creo que todavía seguiría allí limpiando las instalaciones para pagar la factura que, por cierto, nunca supe a cuanto ascendió, pero seguro que algunos cientos de euros o dólares sin ninguna duda. Aunque gracias al seguro, para mi no tuvo repercusión en el bolsillo.

Tarjeta Sanitaria Europea
Una cosa más antes de terminar. En Europa existe la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE), que acredita el derecho a recibir las prestaciones sanitarias que resulten necesarias, desde un punto de vista médico, en el territorio de otro Estado Miembro de la Unión Europea (Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumanía y Suecia) así como en Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza.

Si bien, quizás cuando vayas a solicitarla te encuentras con la sorpresa, como me ocurrió a mi, de que tus años de cotización a la SS, no te sirven de nada. Que además de estar en el paro, el actual gobierno tal y como nos tiene acostumbrados, “por lo bajini”, ha cambiado las leyes y ahora no te la dan o te ponen pegas para no dártela, así que “además de muerto, apaleado”. Pero no descartes intentar conseguirla.

Viaja seguro alrededor del mundo

Viaja seguro alrededor del mundo

Espero que este artículo te sirva para pensar en estos pequeños detalles, que muchas veces olvidamos, pero que sin embargo pueden tener unos efectos importantes en tu vida.

Si quieres completar esta información, aquí algunos enlaces:
mochileros.org
www.guialowcost.es
www.worldnomads.com
www.glovelink.co.uk

Que tengas buen viaje. Salud.

¡Pura vida!

 

3 Comments on “¿Estás seguro? De eso se trata

  1. Mucha gente ni siquiera se preocupa de lo del seguro de viaje, porque creen que no les va a pasar nada. En mi caso es una precaución que siempre tomo.

  2. Hola Fernando soy Israel, nos conocimos en la guarida Ronin cenando la noche del 14 de Febrero, me alegro de que este proyecto este saliendo adelante. Como profesional del mundo del seguro te felicito por el post dedicado al seguro, como bien dices es necesario e importante salir al mundo con las cosas claras y sobre todo la asistencia sanitaria cubierta.
    Desde aquí me ofrezco a ayudarte en este tema que es de lo poco que sé.
    Abrazos y a seguir viajando

    • Hola Israel, como olvidar la noche Ronin. Muchas gracias por tu comentario. Si necesito de tu ayuda no dudes que me pondré en contacto contigo y hablaremos del tema. Espero que podamos coincidir en alguna parte del mundo. Un abrazo y recuerdos

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: