Indonesia VII: El voluntariado en Sulawesi

Después de llegar a Belopa y que Madi, mi anfitrión, me recogiese en el pueblo para ir a su casa, pude tener mi primera experiencia en la escuela como profesor de inglés, un idioma que no domino todavía del todo, pero que viajando he mejorado y que para principiantes puedo enseñar. Me tocó presentarme ante unos pocos [email protected] que estaban allí ese día, además de que los dos voluntarios polacos: Barbara y Martin, así como Madi me conociesen un poco mejor.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fue divertido y comprobé que esto de enseñar de verdad que me excita y me gusta. En Hanoi tuve la oportunidad de hacerlo, pero tras siete meses desde que estuve en Vietnam, he podido mejorar y eso me ha dado más seguridad. También pude enseñar nociones básicas del castellano algunos días.

Belopa: ELC Bajo Lontana y Madi

Realmente este artículo quiere hablar de este sitio, que es donde viví y donde pude ayudar como voluntario, aunque también voy a repasar las excursiones que realicé y otras vivencias durante las dos semanas que estuve allí.

Madi es un muchacho joven, espabilado y que tiene una misión: ayudar a sus conciudadanos a aprender inglés y también sobre la vida fuera de ese entorno. Esto último lo consigue invitando a voluntarios de distintos puntos del planeta que se interesan por su actividad, que así mismo, le ayuda a que los jóvenes que van a aprender inglés, puedan hacerlo de mano de nativos o extranjeros que lo utilizan habitualmente y a su vez conozcan otras culturas lejanas y que de otra manera no podrían.

Allí me encontré con unos chavales y unas chavalas: encantadores, atentos, simpáticos, alegres y con ganas de conocer y aprender todo el rato. El inglés que también es importante, se convierte en su excusa para poder hablar y tener más conocimientos del mundo exterior, por ello Madi es un personaje reconocido en la ciudad y respetado, por grandes y jóvenes, aunque, volvemos a lo mismo, las autoridades se hacen las locas a la hora de ayudar y dar soporte, para que la escuela tenga mejores instalaciones y también con ello más alumnos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Madi, invirtió todo su dinero e incluso tuvo que vender alguna de sus pertenencias para que su sueño de enseñar se hiciese realidad, aunque creo que ahora esta compensado con creces. Quizás una buena forma de invertir ese dinero sea mejorando las instalaciones, que si bien, yo quiero conocer como es la vida real en los países, cosas como la limpieza y la higiene, no están peleadas con ningún pueblo de la tierra y a veces no eran los más apropiados.

Quizás todo esto esté motivado porque Madi, poco antes de irme, tenía una gran preocupación. Al parecer en Indonesia, aunque tengas un contrato de alquiler a largo tiempo firmado, los propietarios pueden desalojarte sin ningún tipo de miramiento de tu casa y Madi estaba en ese proceso. Lo bueno es que la propiedad de la casa es de un dueño y el terreno de otro, por lo que llegando a un acuerdo con el segundo, puede, simplemente moviéndose un poco, seguir en el mismo lugar y al parecer eso es lo que estaba negociando cuando me fui.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Uno de los problemas de la casa y creo que importante, es la mezquita que está al lado. No tengo nada en contra de los edificios religiosos, al contrario, los que me conocéis por el blog y mis escritos en Minube, sabéis que me gustan y los visito para escribir sobre ellos, pero en este caso, para mi era una pesadilla.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El primer rezo del día para los musulmanes comienza a las 4 de la madrugada y ahí da igual que tengas creencias o no, te despiertan y tienes que escuchar durante media hora, sino más porque el personaje en cuestión está inspirado, toda la plegaria y luego a ver quien duerme, porque los altavoces no envidian nada a los de un concierto. Sí, existen los tapones de oídos, pero los había perdido en Java y en Belopa, aunque los busqué en varios sitios, no los conocen o no los venden. Así que entre esto y los gallos y gallinas, también madrugadores, dormir y descansar, no fue posible ningún día y afectó a mi humor muchas mañanas, aunque después del desayuno era cuestión de tiempo, volver a disfrutar de la vida.

Más Belopa y [email protected] [email protected]

Fueron muchas más cosas las que pude hacer en ELC Lontana y me encantaría presentaros a todos los que pude conocer durante mi tiempo allí, pero me resulta imposible recordar todos los nombres. Solo diré que mi listado de amistades en Facebook subió en más de 200 personas.

Pero hubo más relación con algunas de ellas y fue con algunas de las alumnas que un domingo nos acercamos al mercado local. Quería comprar los ingredientes para aprender a hacer un plato de la zona el Kapurung, que ellas me iban a enseñar y de paso cocinar mi tortilla de patatas y mi ensalada coleslaw para [email protected] Nos pusimos las botas de comer y la jornada, sobre todo en el mercado, fue increíble.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ese día pude filmar como se hacían las palomitas artesanalmente, pero me despisté y me quedo probarlas, que tiene delito por mi parte, así que un día insistí en volver para poder comprarlas, los artesanos no están cada día, pero Madi me comentó que en otro mercado cercano podría  verlos, al final no fuimos a este y esperé para volver al de la ciudad de nuevo, quizás era demasiado tarde porque cuando llegué ya no estaban. Lontana, un amigo que iba a menudo por la academia, me propuso ir a una casa que él conocía, donde varias familias se ganan la vida con las palomitas, el problema fue que se les habían terminado, así que mi gozo en un pozo. Después de la visita volvimos al mercado a comprar el maíz y la sal y yo creyendo que las haríamos en casa, volvimos de nuevo a la de estas familias, que habían preparado todo para hacerlas allí. En este vídeo que tienes en el canal de YouTube VMSP TV, y a continuación, puedes ver lo que grabé en el mercado y en esta casa y ver como se hacen y porque me llamó tanto la atención y quise grabarlo.

Palopo

Belopa es una pequeña ciudad creada en la década de los 60, pero que ha crecido y se ha consolidado como núcleo urbano importante en Sulawesi del sur, en Luwu, y que se convirtió en la capital de la provincia cuando Palopo, fundada hace más de cinco siglos, se convirtió en ciudad autónoma.

Y fue a Palopo donde nos dirigimos al día siguiente para conocer la universidad donde Madi había estudiado y donde estaba dando apoyo y recibiéndolo para su pequeña academia de inglés en Belopa. Nos esperaban y se hizo notar nada más llegar y bajar del jeep de Madi, todos los estudiantes nos recibieron con estruendo y sonrisas, saludos y energía. Nos sentaron cerca de los responsables, parecíamos emisarios enviados a la corte, nos agasajaron con dulces y bocados típicos de la zona y por supuesto café o té.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aquello era una fiesta, Barbara se encargó, junto con Madi de presentarnos y tras ello siguió el acto. Hubo de todo: música en directo, algún parlamento y como no las fotos de rigor que tanto les gustan a los indonesios y que nunca paran de hacer y pedir que te hagas con ellos. Realmente te hacen sentir como una estrella, porque alrededor tuyo se juntan grupos haciendo cola que cuando consiguen la foto, se emocionan como si su cantante favorito, hubiese accedido a hacérsela con ellos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tras el baño de masas y conocer al rector de la universidad, con el que mantuvimos una pequeña reunión donde hablamos de nuestra presencia allí, y él de su universidad, nos fuimos a comer a un restaurante cercano, allí nos volvimos a encontrar con parte del staff que había organizado la fiesta en la universidad. Nos despedimos de ellos y seguimos con nuestra comida en un lugar, por cierto, privilegiado con unas vistas de los campos de arroz, el mar y las montañas que rodean la ciudad espectacular.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Después visitamos otras partes de Palopo con una gran historia y que ya me encargué de presentar una a una en la web Minube: el cementerio, la mezquita antigua, la gran mezquita de Luwu o la casa de un señor que ha rodeado su propiedad con rudimentarias estatuas de cemento, realizadas por el mismo, que vienen a ser una protesta muy vistosa. Según me explicó Madi, este señor ha querido reflejar en su propiedad, aunque el sea un afortunado y no tenga problemas económicos, la poca consideración que tienen los políticos hacia la población más humilde, y por el contrario, lo rápido que atienden a los más poderosos del país ¡Pero que digo! esto es general y en España sabemos bien de ello. Antes de volver casa, nos dimos una vuelta por el muelle de Palopo y el pueblo de pescadores, que me dejaron unas imágenes preciosas llegando la puesta de sol.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Toraja

Es curioso la admiración que levanta en todo el mundo esta población en las montañas llamada Toraja y que no queda lejos de Palopo. En Toraja siguen la tradición cristiana, con algunos matices, en un país mayoritariamente musulmán. Todos, cualquier confesión religiosa, hablan de una ciudad preciosa y unas tradiciones cuando menos curiosas, y es que los habitantes de esta ciudad, si bien sus tradiciones han ido cambiando o adaptándose con los tiempos, se mantienen como una mezcla de cristianismo y paganismo durante las ceremonias por sus muertos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Allí celebran la muerte y organizan fiestas que además de muy costosas son una contradicción para nuestra cultura, ya que las celebraciones son fiestas de varios días, donde una gran cantidad de bueyes son sacrificados, se dice que muchas familias se empeñan durante años para poder pagar los gastos que generan, pero esto es el precio de la apariencia en muchos casos, donde se quiere demostrar la posición social de la familia, aunque sea a costa de la economía de la misma familia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sus casas se llaman tongkonan y son autenticas joyas de la arquitectura. Su tejado a modo de barco, que es construido previamente a la instalación, es la característica más vistosa, pero además la propia casa también tiene un significado, aunque las estancias sean pequeñas y poco funcionales. Según me contó Madi, la vida se hace fuera de la casa y esta suele utilizarse para reuniones donde se arreglan asuntos de la comunidad, se come en familia y por supuesto se descansa al final del día. Actualmente, se ha combinado la construcción de casas más modernas con estancias mayores, manteniendo el elemento característico del tejado. Enfrente de las viviendas de un tamaño menor hay unas construcciones iguales que sirven para guardar el arroz y que también habla del poderío de las familias. Su cementerio está sobre las rocas, que es otra de las características de esta etnia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Durante el recorrido antes de llegar a la ciudad, vas encontrándote las tongkonan. Una excursión que hicimos con Asmil, amigo de Madi que se ofreció con su coche a llevarnos para poder cumplir un sueño que tanto Nico, como Andrea, dos argentinos que coincidieron en el voluntariado conmigo largo tiempo, teníamos.

La playa de Pannori y las cataratas de Sarassa

Otro de esos días fuimos con Bahtiar, amigo de Madi, a ver Pannori, una playa no muy lejana, aunque a un par de horas de Belopa. Imagen de paraíso y agua caliente como si fuese una sopa. Me encantó darme un baño en ella y admirar la belleza de los elementos construidos mezclados con la propia naturaleza. Imagen de postal, como la mayoría de los lugares que he podido ir viendo en Sulawesi Sur.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

También Madi en unos días en los que estuve solo antes de que llegasen Andrea y Nico, los dos argentinos, viajeros y muy buena gente con los que se ha creado una relación de amistad y de complicidad (por cierto también escriben un blog, aquí lo puedes ver), me llevó en moto con su amigo Mahfud a visitar el río Sarassa, en el que algunas cascadas durante el recorrido que hace, forman unas piscinas donde poder bañarte y en las que por supuesto me di un buen chapuzón.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Durante el paseo recorrimos gran parte de los pueblecitos de esta zona, lugares realmente bonitos y que muestran la verdadera vida que se hace en Sulawesi Sur por sus habitantes y cual es una de sus actividades económicas con más arraigo en la zona: secar clavo y chocolate al sol en los límites de la carretera, lo que hace que el olor a clavo te acompañe durante un buen tiempo mientras la recorres. Fuimos a ver una gran presa que por cierto Madi me dijo que tiene cocodrilos durante sus crecidas y que ello obligó al gobierno a proteger con barandillas y rejas el acceso, ya que varias personas habían muerto durante sus baños atacados por los reptiles. Un sitio que ya de por si es peligroso. Cuando yo estuve no había casi agua, la temporada de lluvias es más tarde y con ellas el caudal crecerá, haciendo la corriente muy fuerte y meterte allí para darte un baño, es cuando menos temerario, si le añades la presencia de cocodrilos, es suicida.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Con Mahfud después de los baños, nos fuimos a su casa y su mujer nos había preparado una comida con platos típicos, en los que destacaba el pescado y los frutos de la tierra, que nunca había probado, pero que me parecieron exquisitos. Para finalizar un postre, muy dulce a base de caña de azúcar liquida y fruta, que para mi que soy un goloso, fue un delirio comer.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Conociendo las tradiciones en Belopa

Y una de las ocasiones en las que más disfrute estando en Belopa, fue cuando Lamunre, la profesora de inglés durante la época universitaria de Madi nos invitó a su casa con su familia, a que comiésemos los platos típicos de Luwu, dándonos un auténtico banquete.

Había de todo, de nuevo el Kapurung, que no a todos los extranjeros les gusta, pero que a mi personalmente me encantó desde el primer día. Es un caldo hecho a base de vegetales y pollo o pescado, al que se le añaden unas bolas que se hacen con un fruto indonesio que se comercializa como una harina y que tras mezclarlo con agua caliente y luego fría, se convierte en una especie de gelatina, poco sabrosa, pero agradable en la boca.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los días pasaban y cada vez me encontraba más a gusto, incluso despertándome muy temprano por los gallos y la mezquita. Por ello cuando me fui, prometí que volvería, pero creo que ahora que estoy escribiendo esto, tendré que romper, o cuando menos retrasar mi promesa, ya que lo que me pasó durante el viaje hasta cruzar la frontera con Malasia, hizo que me replantease mi viaje, pero esto son las historias que vendrán en el futuro y contaré.

Hasta entonces y como siempre…

¡Pura Vida!

4 Comments on “Indonesia VII: El voluntariado en Sulawesi

  1. Fer querido! Acá reportandose los argentinos que aparecen en la historia! jaja
    Muy buenos relatos y aventuras como siempre! Siga así!
    Nos estamos viendo en unos días! Abrazo desde Sandakan!

    • Grandes estos argentinos!! Gracias, vosotros también escribís muy bien y me gusta leer las aventuras que contáis. Nos vemos la semana próxima en Sandakan! Un abrazo desde KK y hasta pronto!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: