Me tocaba madrugar para llegar a tiempo al tren que salía desde Kashi (Kasgar, Kashgar) con destino a Turpán (Tulufan, Turfán), dos ciudades importantes en la mítica Ruta de la Seda por China y que, siguiendo los pasos de Marco Polo, estaban previstas en mi ruta desde el principio. La salida del tren era a las 8h de la mañana y para ir hasta la estación debía coger un taxi, así que con la experiencia del primer día buscando el hostel, más valía prevenir y no jugármela. Además era mi estreno con los ferrocarriles…

Seguir leyendo

En varios artículos de este blog, he ido repasando la aventura que ha supuesto avanzar en el viaje a partir de Asia, ya que en la mayoría de países debes de obtener un visado que te extienden las autoridades para cruzar sus fronteras y en algunos casos es sencillo, como en Turquía, pero en otros debes de invertir: dinero, tiempo y, como no, paciencia. Si tienes lo primero, seguramente todo será más sencillo y rápido, por lo tanto, de lo segundo y sobre todo lo tercero, necesitarás menos. Yo…

Seguir leyendo

Desde Kirguistán a China tienes dos pasos fronterizos por los que entrar. Yo elegí el de Irkeshtam, que es más sencillo que el de Torugart, donde al parecer tienes que conseguir un pase especial que encarece la cosa bastante, aunque mi elección tuvo que ver también con la recomendación de Nick y Virgine, conocedores del terreno y con los que decidí hacer el viaje hasta la frontera. Ambos pasos están en en montañas de Tian Shan (Montañas Celestiales) a más de 3.000 metros de altura y según la época te puede pillar…

Seguir leyendo

Realmente después de atravesar tres países donde cuesta tiempo, dinero y paciencia obtener un visado: Irán, Turkmenistán y Uzbekistán, llegar a uno donde cuando pasas la frontera, solo chequean tu pasaporte, te ponen un sello y dan la bienvenida era de agradecer. La llegada, como ya comenté en el artículo Uzbekistán: una joya de La Ruta de la Seda, hasta la frontera uzbeko-kirguika la hice en taxi, más de 5 horas viajando por carreteras caóticas donde nadie sigue un orden y no se respetan las señales de adelantamiento, donde algunos…

Seguir leyendo

Después de los cinco días que pasé en Turkmenistán, tocaba cruzar una nueva frontera y avanzar hacia el este. Uzbekistán era el nuevo destino. Allí tenía previsto conocer tres ciudades, dos de ellas míticas en La Ruta de la Seda: Bujará y Samarkanda y la tercera, su capital: Taskent. Fue una pena no poder ver Jiva pero me desviaba mucho de mi camino y tuve que saltármela. Ya adelanté en el artículo dedicado a Turkmenistán “Qué complicado es entrar en Turkmenistán y más, estar”, que durante el rato que…

Seguir leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

A %d blogueros les gusta esto: