Un año viajando y aprendiendo por el mundo

Un año viajando y aprendiendo por el mundo. Este era el objetivo del viaje, aprender y desde luego que lo estoy consiguiendo, por varios motivos.

Aprender a moverte por el mundo en solitario y hacerlo con recursos reducidos es una gran escuela, tienes que desenvolverte en terrenos desconocidos y buscar la manera de sobrevivir y hacerlo dignamente, afortunadamente en el mundo hay gente buena y a la que le gusta ayudar a los extraños.

Aprender a quitarte los prejuicios y esas creencias que nos han metido en la cabeza poco a poco, a través de los medios de comunicación sobre todo, pero que a veces, simplemente tu desconocimiento hace que te crees una idea, normalmente errónea y tienes que comprobar por ti mismo lo equivocado que estabas juzgando otras culturas que ni siquiera conoces.

En este artículo voy a hacer un repaso del recorrido por los 20 países visitados y más de 24.000 Km, compartiendo el viaje con gente desconocida que en la mayoría de los casos, han hecho que realmente sea mágico y especial.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El proyecto

Todo comenzó un día 15 de marzo de 2014, aunque los preparativos ya los llevaba organizando desde ocho meses atrás, cuando descubrí que tener un mochila gigante que no podía desplazar yo solo y que necesitaba la ayuda de un camión no era la mejor idea para mi vida. Decidí en ese momento desprenderme de todo lo superficial que había creído que era lo que me hacía feliz, y sin embargo estaba consiguiendo, o había conseguido, todo lo contrario. Vendí todo lo que pude de mis pertenencias y conseguí con ello juntar algo de dinero, alrededor de 7.000€. Investigando fui descubriendo que también existen otras formas de viajar, que se puede ayudar a otras personas y que estas correspondan con lo mejor que tienen en la mayoría de los casos, o lo que es lo mismo hacer voluntariados y conocer mejor las poblaciones y tradiciones locales de cada país.

Decidí empezar yendo hacía el este, para descubrir esas culturas que desconocía por completo y ponerme un reto, aprender inglés bien de una vez por todas, practicándolo cada día por necesidad, para salir adelante. Con el tiempo estoy consiguiendo saber más y comunicarme más fluidamente, aunque todavía queda por hacer. Más sencillo hubiese sido cruzar el charco y empezar por América, donde además del idioma que tenemos en común, también cuento con muchos amigos y conocidos, pero quizás me hubiese acomodado y me gustan los retos y los desafíos, así que con esta decisión ya tenía algo claro y sabía que información buscar y que vicisitudes me encontraría por el camino. Lo demás fue llegando solo.

Otro de esos retos planeados desde el principio fue ir haciendo el plato más popular de la gastronomía española: la tortilla de patatas y hasta el momento he conseguido que la prueben allí por donde he ido, excepto Kosovo y Macedonia, por motivos de tiempo. Sin llevar la cuenta exacta, calculo que más de 100 tortillas habré cocinado y todos los que la han probado me han felicitado. Tuve la oportunidad de, incluso, dar una clase práctica de como cocinarla en la escuela de cocina de la Universidad de Huangshan en China ante más de 40 personas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El recorrido durante un año

En Europa que es terreno conocido y donde más o menos culturalmente te puedes desenvolver bien, el avance fue tranquilo y fácil. El hecho de que las fronteras no existan o simplemente tengas que pasar una sencilla comprobación del pasaporte y excepcionalmente sellar un visado de entrada y otro de salida, como por ejemplo en Kosovo, hacen que recorrerla no conlleve muchos preparativos.

En Europa pude realizar cuatro voluntariados, dos en Francia: L’Isle Jourdain y Murs, uno en Italia: Sassello y uno en Croacia: Oriovcic. En todos los sitios pude aprender, o bien de las personas que me acogieron o bien algo de su lengua o también de los trabajos que iba realizando y que posteriormente me han ido bien o los podré aprovechar en el futuro.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cruzar a Turquía, la ciudad entre dos tierras (Europa y Asia), sin ser un problema ya que la frontera está abierta, a los españoles si que nos hacen pagar un visado, son 25€ comprado allí mismo y según me contaron por internet sale más barato y es más ágil. En este enlace puedes leer todo acerca de este tema. También en Turquía pude estar como voluntario en Fethiye durante 15 días y después seguí camino para recorrer varias ciudades y conocer más de cerca su cultura. En Erzurum compré el visado para Irán, donde comenzaban las cosas a complicarse, aunque finalmente todo salió bien y pude cruzar esa parte del mundo hasta llegar a China sin problemas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Con el visado para Irán cruce la frontera y fue uno de esos momentos que considero mágicos en este viaje, conocí a Majid quien sería mi padrino en Irán y con él a la que sería mi familia iraní y que siempre estarán en mi corazón.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Asia Central: Turkmenistán y Uzbekistán si que requieren visado, y los pude conseguir en Irán. Para cruzar a Turkmenistán debes de tener antes el de Uzbekistán, ya que las autoridades turkomenas necesitan saber que te vas a ir, y además te exigen saber el punto de verificación de la frontera por el que entrarás y por donde abandonarás el país. Tuve su ayuda para poder saber las opciones de entrada y salida, así que todo fue bien y crucé sin mayor problema ambos países.

La llegada a Kirguistán fue un alivio, ya que allí no necesitamos visado y de ahí cruzar a China, donde si lo necesitaba. Cuando llegué a la frontera entre Kirguistán y China, andaba bastante despistado y quizás también emocionado por estar en este punto del viaje, más de 13.000 Km en seis meses cruzando la mayor parte de países que he recorrido hasta ahora y sabedor de que me quedaban 90 días por delante para conocer el gigante asiático y con anfitriones esperándome en varias ciudades, el viaje fue una escuela en cada momento. Pude conocer durante mis viajes en tren, algunas de las distintas etnias que viven en el país, entre las que destaco los uigures, con los que fui desde Kashgar hasta Turpan en un tren que tardó más de 24 horas en llegar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En China trabajé como voluntario en una granja de setas en Xi’an, donde finalicé el recorrido por La Ruta de la Seda, de allí fui hasta Huangshan, una ciudad que me acogió durante un mes y medio y donde colaboré como voluntario en un hostel, fue mi primera experiencia con Helpx, ya que hasta entonces todos habían sido con Workaway, al igual que con el que finalicé mi periplo en China en Dongguan y del que todavía me queda contar la experiencia en el blog.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Desde allí seguí hacia el Sudeste asiático, cambiando algo mis planes iniciales que hubiese sido cruzar Tibet y desde allí conocer Nepal, India, Bangladesh y después los países que estoy visitando en este momento. Hay que ser flexible e ir amoldándote a los acontecimientos. La paciencia y la reflexión también se cultiva en un viaje de estas características.

El periplo por esta zona comenzó en Vietnam: Hanoi, donde gracias a Noé, una amiga que conocí en China en el voluntariado de Huangshan, y que me ofreció la posibilidad de estar enseñando y de paso aprendiendo inglés en una academia, pude pasar 23 días y fue una grata y enriquecedora experiencia. Hue la ciudad imperial de Vietnam donde de dos días que pensaba inicialmente estar, me quede cinco y por último, un día en Saigón (Ho Chi Minh City).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Después crucé a Camboya: Phnom Penh la capital que conocí solo por unas horas, para poder cambiar de autobús y dirigirme al encuentro de Diego y Fernando, unos viejos amigos de Zaragoza que viven en Sihanoukville. Después de una semana con ellos, fui a la isla de Koh Totang, a otro voluntariado de nuevo a través de Helpx, allí estuve tres semanas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cuando finalicé este voluntariado, seguí camino hacia Tailandia, que es donde actualmente me encuentro. Ya son 9 días en Bangkok y mañana tengo previsto ir a una pequeña población pegada a la frontera para conocer un proyecto llamado Colabora Birmania, que dirigen unos españoles y que ayuda a la población desplazada, sobre todo a los niños, dándoles la posibilidad de estudiar y tener un plato caliente de comida, sin tener que trabajar para ello. El miércoles estaré en Myanmar con el visado que conseguí esta semana en la capital tailandesa. Luego volveré a Tailandia y posiblemente vaya a hacer un nuevo voluntariado y seguiré hacia el sur: Malaysia, Indonesia…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hace unos meses publiqué un artículo dedicado a los visados entre España y China y quizás quieras leerlo, para saber como los fui consiguiendo yo y a lo mejor te viene bien a ti. Léelo en este enlace. Por otro lado algunos de los artículos sobre estos últimos destinos están en preparación y poco a poco se irán subiendo, compartiéndolos con la actualidad que estoy viviendo y que publico regularmente.

Los medios de comunicación

Durante este año algunos medios se han hecho eco del viaje. Estando en Turquía, en Fethiye, fue Sonia Linacero quien me entrevisto para la revista universitaria de internet Zero Grados, contando lo que hasta entonces había vivido, puedes leerlo en este enlace.

Desde Menorca Luis Soler me hizo una entrevista para la Cadena SER Radio Menorca estando en mi primera ciudad de China Kashgar, la puedes escuchar aquí.

Y hoy día 15 se ha publicado un artículo en Heraldo de Aragón, basado en la entrevista que me hizo Picos Laguna a través del correo electrónico, coincidiendo con el primer aniversario. Léela en este enlace.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Evidentemente las redes sociales son el medio por el que, además del blog, voy informando del viaje, en: Facebook, Twitter, Instagram, Tumblr, Google+, Linkedin o Pinterest puedes hacerte seguidor e informarte en tiempo real de donde esta mi cuerpo serrano. En breves cuando solucione mis problemas logísticos con el móvil y la cámara, también podrás seguirme en YouTube o Vimeo con vídeos.

La Financiación

Como ya he comentado, este viaje pude comenzarlo ya que vendí todo lo que pude de lo que había acumulado en mis últimos años, sobre todo cuando viví en Madrid. Con estas ventas pude juntar antes de salir algo más de 7.000€, aunque no todo lo tenía cuando comencé, ya que compré cosas necesarias para el viaje. Todavía me quedan pendientes de recibir algo más de 6.000€ pero que, desgraciadamente por distintos problemas de las personas que me los compraron, no los estoy cobrando y además también me quedan por vender algunos de mis bienes, que sería el fin de mis problemas económicos.

Esto me ha obligado a encontrar vías alternativas para financiarme, ya que de momento trabajo remunerado en los países por donde he pasado no he buscado y las leyes son estrictas con respecto a trabajar sin permiso. Si te pillan te deportan y eso no me interesa en absoluto.

He abierto una campaña en Facebook con un grupo llamado Participa en La Vuelta al Mundo Sin Prisas y al que puedes unirte a través de este enlace. Se trata de enviaros postales con todo mi cariño y buen hacer a las personas que colaboráis aportando 15€. Los gastos que suele generar cada postal depende de los países desde donde las envíe y compre, pero por ahora el coste es de aproximadamente 1€ y si lo ingresas a través de Paypal. Por medio del blog, tiene unos gastos añadidos de aproximadamente 0,70€, sin embargo a través de la cuenta bancaria, a mi no me genera gastos y a ti dependerá de tus condiciones con tu banco. Este es el número de cuenta: EVO Banco (0239-2037-86-3040039820) a nombre de Fernando Javier Andrés Rutia. En este momento es la vía por la que estoy consiguiendo avanzar y por ello si quieres tener un recuerdo personalizado del viaje, te pido que lo consideres. Si crees que es demasiado, puedes hacer tu aportación voluntaria, cualquier cantidad es importante para mi en este momento y te aseguro que me ayuda y con ella podré comer, dormir o viajar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por otro lado he intentado poner en marcha una campaña de Crowfunding, pero a dos empresas que les presenté el proyecto me dijeron que no, bien porque quizás lo que planteé era muy ambicioso, bien porque no les resultó interesante o bien porque la plataforma que elegí no era compatible con un proyecto de estas características. De todas formas, no me rindo, nunca lo hago, así que estoy trabajando en mejorar el anterior y ponerlo en marcha en otra plataforma que he encontrado gracias a Goto, mi anfitrión en Bangkok, que suele colaborar con diversos proyectos de Crowfunding en distintas plataformas. Veremos cuando la pongo en marcha y si a ti te puede interesar alguna de las recompensas o simplemente colaborar conmigo cuando esté en marcha.

Me gustaría hacer un desglose de todos los gastos que me ha generado el viaje, sería seguramente una ayuda para otros viajeros que quieren poner en marcha su proyecto, pero no, no los he guardado todos y eso me impide ser riguroso, así que os dejaré la cifra total de lo que he gastado en: preparación del viaje antes de salir, viajes, alojamiento, comida, visados, algunos caprichos (pocos, muy pocos) y en ayudar en algún caso a otras personas. En total de mi cuenta bancaria han salido 7.977,10 € y con esto he llegado hasta Tailandia desde España, cruzando por tierra todos los países y durmiendo en lugares modestos y no siempre limpios. Preparando yo mismo mi comida o comiendo en lugares muy económicos y viajando, aunque fuesen en algún caso más de 30h, en el medio de transporte más barato que he encontrado en cada ciudad, normalmente tren o autobús y excepcionalmente en coches, o bien compartidos o en los que generosamente me han invitado a viajar. También en camiones o motocarros.

Agradecimientos

En el camino he conocido a muchísima gente con la que he podido contar para seguir adelante, ayudándome económicamente, abriéndome las puertas de sus casas o simplemente dándome información muy valiosa para moverme por sus países. No puedo nombrar a todos y no querría que se me quedase alguno en el tintero, así que simplemente para todos ellos, me gustaría que este párrafo sirviese como reconocimiento a su ayuda desinteresada y mi agradecimiento de corazón, por haber sido tan buenas personas y enseñarme humildad y humanidad.

Por supuesto no olvido a esos amigos que en algún momento me han servido de soporte, ya fuese antes de salir, como estando ya en el camino. De alguna forma sus palabras o sus favores, prestándome dinero o haciendo algún donativo, me han ayudado a que pueda seguir adelante y vivir esta experiencia, que por otro lado espero que sirva a otros para emprender su aventura, viajando o simplemente en la vida. Podemos hacer que nuestras vidas tomen rumbos distintos a los que creíamos, solo por confiar en nuestras posibilidades y creer en nosotros mismos.

En resumen

Este ha sido mi resumen a este año increíble. Con sus pros y sus contras, pero siempre con el espíritu de crecer como persona y aprender y conocer, objetivo principal de este viaje que espero contar con más detalles algún día en un libro que todavía no tiene fecha, aunque si ya algunas páginas escritas.

Seguiré contando mi aventura, haciendo llegar a todos los que queréis mis vivencias y, espero que cada día seáis más los que perdéis el miedo a vivir una aventura y conocer y aprender, del mundo por el mundo.

Si me necesitáis, estaré aquí para ayudaros y este blog lo podréis usar como guía y en él tenéis todos mis contactos para preguntar, así que animaros y nos vemos en el camino.

¡Pura Vida!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: