Segunda etapa filipina (3ª parte). Rezar, hablar, comer y dormir en Filipinas

Vivir en Filipinas. En este artículo te acerco a los filipinos y sus maneras de vivir. Bajo mi punto de vista. Y por si la habías olvidado, haré un poco de repaso de esa historia que se hizo común a partir del siglo XVI.

La cultura filipina se ha forjado influenciada por la colonización española y la posterior llegada americana. Ambas se han mezclado con la cultura propia y se nota en el idioma, la alimentación y la forma de ser, de este pueblo del Sudeste Asiático.

También te contaré en la tercera parte, de estos artículos dedicados a mi larga estancia en el país, acerca del alojamiento, la comida y otras informaciones que te resultarán útiles por si vienes por aquí. Para el siguiente artículo me centraré en los transportes y los visados.

Situémonos en la isla de Cebú y en la región de Bisayas. Ya que el país es grande y aunque tienen cosas en común, las costumbres e incluso las lenguas cambian entre las islas y regiones.

Sobre los filipinos y la religión

Los filipinos en general son gentes amables y simpáticas. Ya lo pude descubrir en mi primer paso por el país en 2015. La mayoría siempre tienen un saludo espontáneo con el extranjero y algunos también ofrecen su ayuda desinteresadamente. Aunque la marca dólar, al ser un extranjero, parece que la lleves tatuada y algunos tratan de aprovecharse de ello. Mas, solo unos pocos.

Las iglesias y sobre todo las capillas, aquí, son como setas. Me explico. Hay franquicias que cualquiera puede comprar y poner su pequeña capilla ¡están anunciadas! Y por supuesto como forma de buscarse la vida, los filipinos montan el negocio.

Además de este detalle, los filipinos son muy religiosos, católicos en su mayoría, debido a la influencia española en el país. Muchos transportes públicos llevan imágenes de Cristo, la Virgen o de algún santo, que aquí le dicen Sr. Santo -Niño, Agustín, etc.-.

Eso sí, respetan las demás creencias y fes, incluso los días en que los musulmanes tienen una fecha señalada en el calendario es fiesta nacional. Están tan apegados a las fiestas de guardar, como los españoles.

El idioma

En Filipinas el idioma oficial es el tagalo o filipino. En Cebú también se habla el cebuano y en la región de Bisayas, por ejemplo, tienen dialectos casi en cada ciudad de cada isla. Según me han comentado.

Aquí están muy orgullosos de que cuando coinciden con filipinos de Manila, ellos les pueden entender, sin embargo no es así al contrario, ya que en Filipinas todos hablan tagalo, pero no el resto de lenguas locales. La competencia con la capital.

La conquista y posterior ocupación española del país dejó muchas palabras en su vocabulario. Los días de la semana y los meses se dicen en español. Aunque algunos no lo sepan.

Los números en muchas partes de Filipinas se nombran en español. Aunque no todas las cifras y la pronunciación es algo diferente, con una ‘r‘ muy pronunciada. Uno, dos, tres, etc. hasta 99. Y desde 101 hasta 999, también. Pero cien, mil o un millón se pronuncian en inglés.

Así mismo hay muchas palabras que reconocerás del vocabulario español y que significan lo mismo: problema, guapa (gwapa), amigo/a, adobo, cómo estás, fiesta, contrabando, armamento… Algunas escritas con otras letras, como la K en lugar de la Q o la S en vez de la Z o la C. La Ñ, tan castellana, la utilizan también en algunas palabras, que por supuesto vienen del español pero son de uso común: año, niño/a.

El inglés tras la llegada americana se impuso sobre el español y evidentemente se ha generalizado su uso. Es difícil encontrar un filipino que no hable inglés, con su acento tan peculiar. A veces escucho la radio cuando he conducido y los locutores hablan con un batiburrillo de lengua local, español e inglés muy divertido.

Repasando la historia

Y para entender algo mejor lo que explicaba en los puntos anteriores, te recordaré brevemente la historia común entre España y Filipinas.

De entrada, el nombre del país, se lo pusieron los españoles que, reinando Felipe II en España, vinieron por aquí a conquistar Filipinas. Filipinas viene de Felipe y fue en su honor por lo que decidieron llamarlas así.

En Cebú es donde Fernando Magallanes perdió la vida en un enfrentamiento con Lapu Lapu, en la isla de Mactan. Donde actualmente se encuentra el aeropuerto. Es por esto que Lapu Lapu es el primer héroe filipino y le da el nombre a la principal ciudad en Mactan.

Los españoles no fueron muy amables con los filipinos durante la conquista. Los trataban con esclavos y gente de segunda, sin acceso a la educación, aunque ayudaron a la alfabetización de la población. Cuando llegaron los norteamericanos y arrebataron -o compraron- las islas a los españoles, dieron a los filipinos educación universitaria y evidentemente el idioma que se enseñó fue el inglés.

Muchos apellidos en Filipinas son españoles, y la mayoría de las personas de una generación o dos mayores que yo, todavía recuerdan que sus padres y abuelos eran españoles y que se hablaba español en sus casas.

Según tengo entendido, pero no he ido y no lo puedo confirmar, en Zamboanga se oye hablar español por las calles a los naturales de la ciudad. Zamboanga es la parte más occidental de la isla de Mindanao, al sur del país. Esta y otras pequeñas islas todavía más occidentales, tienen una guerra abierta y muy activa con el gobierno central de Manila. Son musulmanes y quieren la independencia de Filipinas.

En Filipinas también encuentras Barcelona, Compostela, Zaragoza de Nueva Écija, Valencia o: Carmen, Legazpi, Consolación, Alegría, San José.

El ruido…

A los filipinos les gusta el ruido, da igual de donde venga. La música suena a todo trapo en cualquier sitio: tiendas de sonido o no, coches y furgonetas, autobuses… Los tubos de escape en las motos, contra más ruidosos y estridentes, más gustan.

Pitar en la carretera es algo habitual y se usa continuamente.

Y la carretera

Conducir en Filipinas es toda una aventura. Y de verdad que, si te decides por conducir un coche de alquiler, deberías de cambiar muchas de las rutinas a las que estás acostumbrado.

Las señales de tráfico, que tampoco hay tantas, no se respetan en su mayoría. El tráfico es un caos, pero algo invisible hace que todo funcione. Todos hacen trampas, por ello, cuando otro las hace no hay ni pitidos, ni insultos, ni peleas. La regla no escrita. Las carreteras tienen que mejorar muchísimo y siempre hay obras.

Conducen normalmente despacio, excepto los autobuses y los camiones. Sobre todo los primeros. Se creen los amos de la carretera y adelantan sin complejos. Es cierto que normalmente lo hacen, si ven que hay arcén para que te apartes. Los adelantamientos en general se hacen indistintamente por la derecha o la izquierda. Donde haya hueco.

Mucho ojo con los que salen de una calle o se incorporan a la carretera. Sobre todo las motos. Difícilmente frenarán y se pararán para ver si vienes tú.

Y lo de las luces, parece un lujo. Pocos las usan, da igual el tipo de vehículo. Conducir de noche altera y estresa sobremanera.

Los pasos de cebra es una simple decoración en la carretera. Quizás el 10% los respeta, el resto ni caso. Los peatones por su lado, no hacen mucho esfuerzo en usarlos y cruzan por cualquier sitio. También los perros.

El 90% de los coches llevan las lunas tintadas, no sé si es por el sol o porque es la forma de ser anónimo cuando haces una pirula.

Así que, conduce despacio y con todos los sentidos en lo que haces. Usa el pito, no hay problema. Pero no te pongas hecho un obelisco, no sirve de nada.

Conducir legalmente en Filipinas

En Cebú, si conduces por el carril de la derecha en una calle que tiene una salida en esa dirección y el semáforo para seguir recto está en rojo, lo tienes mal. Los agentes de circulación te pararan, te multarán y te quedarás con cara de pasmado preguntándote por qué. Muy sencillo, si ves el carril de la izquierda atascado, no es porque estén dormidos, la razón ya te la he contado. Así que haz la cola. La experiencia habla.

A mi me ha costado entender, si lo entiendo, porque ponen tanto celo en esta regla y sin embargo luego conducir sin luces o cinco en una moto, es tan normal y no pasa nada. Cuando es muchísimo más peligroso. Ahora también han instaurado la regla de que los perros no pueden viajar en los asientos del coche, bajo la amenaza de una multa.

Cuando tienes carnet de conducir de la UE y otros países, tienes permiso para usarlo durante tres meses. Pasado ese tiempo has de sacar un documento para conducir aquí. Pero solo se trata de dinero y unos exámenes físicos y mentales. ¡Ah! Y una prueba de drogas.

Las drogas en Filipinas

¡Ojo con las drogas! Aquí está muy penalizado su uso. Hasta con la muerte.

Y si bien estos artículos son para mostrarte lo positivo de Filipinas -con pequeñas críticas hechas en un tono sarcástico, a ciertos aspectos de la vida aquí para que conozcas mejor el país- en este capítulo la cosa es seria de verdad.

El nuevo presidente Rodrigo Duterte tiene una cruzada contra ellas y cuando llegó al gobierno del país, lo hizo prometiendo que acabaría con la delincuencia y el tráfico de drogas y que “mataría a todos los traficantes y consumidores y tiraría sus cuerpos a los peces de la bahía de Manila”. Textual. ¡Glubs!

De echo se tomaron tan en serio sus palabras los cuerpos policiales –y al parecer parapoliciales- que se han dado más de 7.000 ‘asesinatos de estado’ en poco más de un año de gobierno. Lo malo es que el presidente prevé hasta 30.000 muertes más en su cruzada. Lo peor, que la población lo apoya.

Ante tal despropósito la iglesia católica está ofreciendo refugio a los drogadictos para evitar que sean asesinados. Y tras el asesinato de un muchacho de 17 años, que al parecer no tenía nada que ver con las drogas y que se ha demostrado que su inculpación fue un montaje por parte de la policía para cubrir a sus asesinos, empiezan a levantarse más voces en contra de esta política de tierra quemada.

Puedes leer más acerca de esto y conocer a tan controvertido personaje -se le llegó a comparar con Hitler, cuando fue alcalde de Davao en Mindanao- en este reportaje que se publicó en marzo pasado en España en el diario.es. Original del inglés The Guardian. Pero hay más, solo tienes que buscar en la red.

El terrorismo también es un problema en el país.

La comida en Filipinas

Volvamos a lo positivo. Filipinas como colonia española que fue, ama el tocino. Les encanta el cerdo y la carne en general. Los que me seguís sabéis que yo era vegetariano, he desistido de momento a seguir con mi dieta, sobre todo comiendo fuera del barco. Pides platos vegetales y siempre llevan su ración, aunque sea pequeña, de carne de cerdo.

Eso sí es verdad. El lechón como llaman aquí al cerdo, ya sea pequeño o grande, lo saben cocinar muy bien y si te gusta, estás en el paraíso del cerdo asado. El pollo frito también es una especialidad. Lo rebozan y la textura es crujiente y sabrosa.

Los sitios filipinos de comida se llaman calinderias (comedores) y los encuentras en cualquier lugar en ciudades pequeñas o grandes. Por supuesto comer aquí es muy barato, aunque la comida de algunos lugares al hacer la digestión, me ha destrozado el estomago. El mantenimiento y la limpieza no es su fuerte.

Por supuesto en las grandes ciudades como Cebú tienes todas las cadenas de comida rápida y restaurantes especializados en cocina oriental y también filipina de mayor calidad, pero a mayor precio.

En las calinderias o comedores, puedes comer perfectamente por 3-5€ diarios incluyendo desayuno, almuerzo y cena, dependiendo de los platos y la cantidad de ellos que elijas. Siendo comida, en algunos casos rica, no es para gourmets.

No busques pan como nosotros lo conocemos. Para ellos el arroz es su sustituto. Las panaderías son en realidad reposterías y esta la hacen muy bien. Encuentras pan de molde en cualquier sitio y en algunos supermercados, también ya, pan en barra.

Lo de las pizzas no tiene nombre. Mezclan de todo y contra más ingredientes, mejor… para ellos. Las tienen dulces, dulce-saladas, saladas y picantes. La mozzarela es ingrediente extra.

Los mercados y supermercados

Volviendo al idioma. En la comida si eres español o latinoamericano, verás mucha similitud en el vocabulario que se emplea: tocino, chorizo, longaniza, queso, lechón, patatas, cebolla, calabaza y varias más, que ahora no recuerdo.

Los mercados están llenos de color. Como sabéis me encanta visitarlos y sobre todo comprar los ingredientes frescos para cocinar. Sí tú tienes oportunidad de cocinar para ti mismo, es la mejor opción. Ahorrarás bastante dinero.

El pescado y el marisco, lo encuentras en cantidad en los mercados. En algunas ciudades a pie de calle puedes comprar pescado fresco vendido por las mujeres de los pescadores. Aunque aquí, con el calor que hace y viendo el pescado sin hielo para mantenerlo frío, me da inseguridad comprarlo a ellas.

Una curiosidad, por lo menos en el mercado de Danao, es que las frutas y las verduras están separadas. El aguacate se considera fruta, ya que ellos los preparan dulces. Plátanos –mejor dicho, bananas-, piñas, sandias, mangos son frutas locales y muy baratas.

Sus tomates son pequeños y no sé porque los venden verdes. Los rojos son difíciles de encontrar, aunque se puede. Los pimientos son de importación, el local es pequeño y rojo pero con la piel muy basta y no es picante. Prueba algunas de sus hierbas locales, son baratas y muy ricas, además con sabores desconocidos para nosotros.

En cuanto a los supermercados hay varios y no en todos encuentras de todo. Para mis compras he de cambiar de establecimiento si quiero adquirir la variedad que necesito en algunos productos. Excepto en los supermercados SM, que es algo así como El Corte Inglés filipino, donde hay productos de importación, y los precios también son importados. Encontraras lo que busques o de casi todo. Los supermercados SM, están también en otros grandes centros comerciales.

Alojamiento en Filipinas

En cuanto al alojamiento poca experiencia tengo. En esta segunda etapa porque estoy viviendo en el velero y en 2015 porque estuve con Couchsurfers. Pero algo podré indicarte.

Si buscas un hotel los precios evidentemente son más baratos que en Europa, solo por el cambio de moneda lo notarás. En el resort que estuvimos durante los arreglos de parte del barco el precio por noche en una habitación de tres camas, con baño ¡pero que baño! -horrible-, nevera, y aire acondicionado era de 1.300 Pesos (23,40€) por dos personas y el perro.

Miramos unos apartamentos y el precio era bastante barato. Mi amigo Ezequiel pagaba, en un apartamento de la carretera entre Danao y Carmen, 500 Pesos diarios (9€) por la habitación con aire acondicionado.

Los hosteles o albergues, por supuesto dependiendo de la isla a la que vayas, tienen una media de 400 Pesos (7€) diarios. Desde los 200 Pesos (3-4€) de Isla Boracay a los 500 Pesos (8-9€) de Manila o Cebú. Te dejo un link donde puedes buscar hosteles o albergues comparándolos entre distintas webs de búsqueda de hosteles. No solo en Filipinas y además me ayudas reservándolo con esta web. https://www.hostelz.com/

He visto algunos edificios que ofrecen camas a modo de pensión, aunque no he preguntado el precio, por la pinta ya resultaban baratos.

Y a través de Couchsurfing yo encontré en Manila y Sorsogon anfitriones, pero cuando en 2015 quise venir a Cebú, no me respondió ninguno de los couchsurfers a los que escribí. Todo es probar. De todas formas en mi blog, si no estás familiarizado con el Couchsurfing, tienes algunos consejos y si vas a escoger esta opción te recomiendo que leas, antes de usarlo.

Para terminar

Y hasta aquí este tercer capítulo dedicado a mi estancia en Filipinas por una larga temporada. En el próximo te hablaré de los transportes públicos, que tienen su tela y da para mucho. Así como la forma de entrar en el país y como conseguir ampliar tu visado, si es que decides quedarme más tiempo del inicial.

Porqué quizás cuando conozcas este país te enamoraras y te querrás quedar. Lo que está claro que unas vacaciones seguro que te dejan un muy buen sabor de boca y es un país económicamente barato para los estándares Europeos.

Hasta entonces y como siempre…

¡Pura Vida!

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: